Perder la vergüenza

La vergüenza es una emoción tan intensa como incómoda. Nos asalta en las situaciones más comprometidas, especialmente en momentos de potencial ridículo o humillación. Inoportuna y traicionera, nos delata tiñendo de rojo nuestras mejillas, acelerando los latidos de nuestro corazón y haciendo temblar nuestra voz. Todos hemos sentido alguna vez los efectos de su venenoso aguijón. Y aunque no solemos hablar de ella,…

Seguir leyendo