“Ser feliz está al alcance de todos” Entrevista a Esther Davó

Esther Davó es todo color y no sólo por su pelo. Nos conocimos durante el proceso creativo de crear una imagen corporativa de su marca profesional. Y acabó siendo una agradable tarde en la que tuve la sensación de haber hecho una nueva amistad de por vida. Confianza y amabilidad la distinguen. Además de una presencia física de fortaleza y destreza que hacen intuir que si te pones en sus manos te transformarás en aquello que anhelas. Emoción y Corporalidad a dúo para sentirse mejor y ser feliz. 

 Esther cuéntanos  a qué te dedicas?

Me dedico a ser feliz, cumplir mis sueños y llevar a cabo mi misión en la vida. ( sonríe )

Me dedico a acompañar a las personas que desean compartir su estado físico, mental y emocional para que resuelvan conflictos o bloqueos internos y consigan una plenitud y equilibrio de vida conectados con su propio ser, su esencia.

Para mi ser feliz está al alcance de todos.

En qué consiste tu propuesta de acompañamiento?

taller movimientoYo sólo conduzco lo que el grupo me enseña a mi ( sonríe )

Es una propuesta  de crecimiento personal vivencial y en grupo. Esta basada en herramientas que combinan música, movimiento o expresión corporal, emociones y conciencia.

Ofrezco sesiones, talleres, cursos, retiros… En dichas propuestas se trabaja el sistema límbico-hipotalámico. Es el centro regulador de las emociones. Y a partir de músicas específicas y estudiadas, las personas a través de su cuerpo físico y la expresión corporal, toman conciencia de obstáculos, bloqueos, debilidades … y consiguen encontrar recursos, oportunidades, fortalezas… para superarlos.

Biodanza es la herramienta principal que utilizo, con variaciones y ajustes a mi propia marca personal.  Además combino otras terapias alternativas y holísticas como arteterapia, musicoterapia, teatro, bioenergética, chacras, reiki, masaje tailandés, ayurveda, eneagrama…

Me gusta iniciar mis sesiones con cuentos terapéuticos. Propuestas vitales y energéticas, que dan paso a actividades más creativas y lúdicas para jugar sin juzgar. Abrirnos así a un trato más afectivo en el que el apoyo del grupo es un sustento en los progresos individuales. Los abrazos, caricias, risas, cantos, conexiones, complicidad, comprensión…están aseguradas. Y con ello, el cambio hacia el bienestar de la persona.

 Y cómo has llegado a tu momento actual?

A los 30 años desperté y no he vuelto a ser la misma. Tras una fuerte depresión en la que caí durante un año, y en la que no tenía aliento ni para andar. Y que la causa fue mi “lucha” constante entre quien realmente soy y quien mostraba ser. El agotamiento continuo de “hacer” y “hacer” y “no ser” para recibir cumplidos y “medallas meritorias” por quedar bien y querer gustar, y una excesiva exigencia conmigo misma, me agotó…y me agoté de vivir. Ahí cambiaron mis creencias, mis metas, mis pensamientos, mi forma de ver y vivir la vida.

Tuve que conectar con mis potenciales, aquello que era innato en mí y no me causaba esfuerzos. Y descubrí que lo eran la música, la expresión corporal y el seguir descubriéndome. A nivel laboral he tenido la suerte de poder ejercer durante 16 años como docente especialista en educación musical en diferentes centros y con alumnos de edades muy diversas, pero   mi voz interior me susurró que este ciclo tenía su fin.

He hecho caso a mi intuición, necesito expansión y sé que he venido a este mundo a ayudar a las personas en su proceso de despertar a través del crecimiento personal y espiritual. Y con ello aprender más y mejor sobre mi persona. Y así lo estoy haciendo.

Mi propia vivencia, mi inquietud insaciable de querer seguir aprendiendo, mi creatividad y mi alta sensibilidad son mis dones para dedicarme a lo que ahora me dedico.

Porque como me dice mi madre: “Haz lo que amas, y ama lo que haces”  Y yo amo mi momento actual y mi trabajo como coach emocional.

¿Alguna experiencia importante que te impactase?

Todos los casos son importantes, porque detrás de ellos hay una imprenta sobre la historia y vivencia de la persona que asiste a las sesiones. Superar algo implica voluntad, esfuerzo, satisfacción…por pequeño o grande que sea su logro conseguido.  Y en consecuencia, para mí también es importante.

Pero, te citaré un par de casos que me caló hondo.

Fue el caso de una formación que hice para un claustro de profesores en Murcia. Los profesores le estaban haciendo “mobbing” al profe de música. La directora contó conmigo para que interviniera en ese caso, y yo le dije: “No tengo varitas mágicas” Tras 3 días de formación…el milagro ocurrió y la magia estuvo presente. Fue un curso emotivo en el que sentimientos y palabras como: “perdón”, “lo siento”, “gracias” estuvieron presentes, al igual que abrazos, risas, armonía y comunión. La situación se resolvió gracias a ellos, gracias a que se quitaron su máscara. Y es que todos en esencia estamos hechos de la misma materia. Estamos hechos de AMOR.

Igual que en otra ocasión en una formación para profesores en un colegio de Barcelona, el jardinero del cole miraba de reojo las actividades y propuestas sintiendo curiosidad por lo que hacíamos. Le invitamos a participar, y rápidamente se bloqueó y se marchó. Más tarde, le pedí ayuda personal para las dinámicas, y acepto ayudarme sin participar. Se sintió útil con la colaboración y eso le llevó a querer participar con los profesores, experimentado jugar con su niño interior, saltando de alegría emocionándose en la parte más afectiva. Pudo llegar a sentirse uno más entre el grupo de profesores.


Esther DavóHay personas que superan sus miedos, se liberan de una mochila pesada, conectan con la alegría de vivir, se abren más a la vida, se vuelven más flexibles, más conscientes…

Y ese trabajo tan bonito, es el que ahora me llena de energía y me alimenta para reinventarme en nuevas propuestas de relación con uno mismo y con el otro.

Y ¿realizas formación?

Si realizo formaciones en instituciones educativas, sanitarias, servicios sociales, colegios, empresas, y  grupos de crecimiento personal.
En empresas favorece cambios positivos, mejora relaciones humanas encontrando soluciones creativas, fomentando trabajo en equipo, y por tanto, aumenta la productividad.
En centros escolares o instituciones educativas, por un lado les enriquece a los profesores como personas, en el grupo se crean vínculos, lazos de unión, cooperación…y además tienen una herramienta para poder aplicar con los alumnos en el aula.
Y con grupos que quieren hacer un trabajo de crecimiento personal, les sirven las formaciones para desarrollar sus capacidades interpersonales (asertividad, empatía, confianza, comunicación…) e intrapersonales  (autoestima, liderazgo, mejora del autoconcepto …).

Me adecúo al objetivo/s y al tempo que la empresa o grupo necesita. Por eso cada formación es diferente.

Un libro que recomiendes de tu sector?

Una novela en la que está camuflada el coaching: “Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una”

Una peli?

“Del revés” (Inside out) Me encanta cuando las emociones hablan, discuten…y se ponen de acuerdo.

Una frase?

Hay frases que tengo muy presentes.

Una frase que mi abuela siempre me ha dicho:”Dos no se pelean si uno no quiere”.

Una frase que mi abuelo con 89 años repite mucho cada mañana: “Hoy un día que me he ganado. Lo disfruto y agradezco”.

Y una mía: “Conecta con tu escencia y persigue tus sueños, ellos conocen el camino, el camino hacia la luz”.

¿Cómo se puede contactar contigo?

Sílbame…y yo voy (carcajadas)

Es broma! (sonríe)

Esther Davó

Tlf: 699 18 48 48

Correo: info@coachingemocionalesther.es

 

Facebook: https://www.facebook.com/coachingemocionalesther/

Google Business: https://g.co/kgs/XACu2U

Twitter: https://twitter.com/coachingesther

Instagram: https://www.instagram.com/coachingemocionalesther/

Web: www.coachingemocionalesther.es

Deja un comentario