Preparativos de Otoño

Hans Anderson Brendekilde “A Wooded Path In Autumn”

En otoño hay que preparar la casa para transitar el invierno de la mejor manera posible. Así como con los primeros fríos estamos propensos a la gripe, nuestra casa está propensa a hongos, olor a cerrado, uso intensivo de estufas de tiro balanceado (que resecan los ambientes) gas natural (del que resultan los honguillos en rincones y techos), etc…

Si utilizamos calefacción de tiraje balanceado, colocar un pote con agua cercano a la misma para humedecer el ambiente y si es a gas natural, rociar con rociador los rincones con lavandina diluida para eliminar la propagación de los hongos. Perjudiciales para estados asmáticos y alérgicos.

Para ahorrar energía podemos colocar espejos enfrente de las ventanas poco iluminadas para duplicar la fuente de luz y por lo tanto dar la sensación de tener mas calor en la habitación.

Preparar nuestra casa para la temporada de otoño- invierno es tomar algunos recaudos sencillos. En nuestro entorno se va potencializando el YING hasta su máximo estado en invierno. Para contrarrestar esto podemos incorporar flores naturales de colores brillantes, como la violeta de los Alpes, que son indicadas para estos tiempos.

No incorporar flores secas. Menos las artificiales. No tienen vitalidad, se deposita tierra en ellas lo que hace que la energía se estacione y no circule.

Un tema para no olvidar es el jardín. En este tiempo es cuando deben realizarse trasplantes, plantar bulbos, etc., es cuando la savia está más lenta y la planta no sufre tanto. Es buen momento para plantear la posibilidad de preparar un jardín FENG SHUI. Se recomienda la informalidad, crear una zona donde predominen las formas circulares o curvas para que el chi (la energía) fluya libremente. El reloj de sol dibujado en el suelo con distintos tipos de piedras y plantas, en especial las bajas, aromáticas. Puede añadirse a esta composición un pequeño estanque con peces y plantas acuáticas, con sistema de recirculación de agua, mediante una simple bomba así como también un pequeño asiento o banco. No conviene elegir un diseño muy ambicioso y se debe decidir antes si se prefiere situar este jardín cerca de la cocina para poder acceder fácilmente a él o más lejos como una especie de sitio retirado y dedicado a la meditación. Muchas hierbas tendrán que estar resguardadas del viento, para ello conviene plantarlas al resguardo de otras especies más altas.

Las personas que viven en un apartamento pueden plantar un grupo de hierbas aromáticas en algún recipiente de barro en un balcón o un patio colocando piedras alrededor de las macetas, estas sirven, además de dar un aire colorido y perfumado, suavizan las aristas duras de las paredes del patio o balcón.

Otra posibilidad a tener en cuenta es el jardín Zen, confeccionado con piedras de distinto tamaño. Desde las muy pequeñas hasta las de mayor diámetro, conformando dibujos curvos que se combinan con piedras en bruto más grandes. Estos jardines son propuestos como rincones dentro de un espacio exterior mayor como oasis que invitan a la meditación y a la introspección.

El otoño es tiempo de tarea interna. Está relacionado con el elemento metal y nuestra capacidad para comunicarnos y relacionarnos. Así como el árbol se desprende de sus hojas que ya no sirven, deberíamos deshacernos de elementos, pensamientos, actitudes inútiles de las que deberíamos desapegarnos inmediatamente. Es un momento óptimo para desprendernos de lo que hasta ahora hemos visto que no ha funcionado, ya sea un trabajo, una relación o cualquier hábito y dedicarse a cultivar nuestra parte espiritual.

La dieta de otoño deberá ser más rica, más completa y más calórica que en primavera para poder prepararse para el frío del invierno. En otoño es recomendable ingerir más alimentos que regulen la actividad intestinal, como cereales integrales, frutas o fibra vegetal. El clima otoñal aconseja la sopa, la de verduras y cebadas ayudarán a mantener el calor. La sopa de calabaza es realmente buena para los intestinos. Los cereales integrales contienen mucha vitamina B, su contenido en celulosa ayuda a los intestinos, pues estimulan una buena eliminación.

Una semana, aproximadamente a base de zumos a principios de la mitad del otoño proporcionará una gran energía y ayudará a eliminar cualquier riesgo de enfermedad. El otoño, es la estación de la uva, fruta muy desintoxicante que armoniza el cuerpo y, actúa como tónico para los pulmones y el intestino grueso.

El otoño también nos ayuda a potenciar nuestras finanzas y a mejorar la economía… piedras, rocas, metales, nos ayudan de un modo más potente en este sentido durante el otoño…, aprovecha para rodearte de este elemento en la época del año que por sí misma lo potencia, deja algunas monedas en tu entrada, en un cuenco en el comedor, encima de la mesa … y la propia época del año estará potenciando el elemento haciendo más fácil mejorar las cualidades del metal dentro de nosotros, “Seguridad financiera, buen manejo en los temas económicos y dominio de la mente”.

Fragmentos extraídos: Cristina Curubetto  www.deon.com.ar; Beatriz Lores www.enbuenasmanos.com ; Rosa Ruibo www.ruibo.com

Deja un comentario