Los problemas de pareja y las constelaciones familiares

www.jackpuhl.com

“La pareja se forma con dos seres adultos, que se pueden mirar de igual a igual. Ninguno es más grande o pequeño que el otro. Y ambos tienen la mejor familia”

En la formación de una pareja estable y duradera es necesario “abandonar” el sistema previo. Si estoy “embrollado” en mi sistema de origen con papá o mamá, será muy difícil formar una pareja que perdure en el tiempo. Veamos algunos ejemplos:

Si por alguna razón, mamá no está disponible para su marido, la hija por lealtad a ambos, comienza a ocupar el lugar de su madre y se convierte en la niña de papá. Por lealtad a la madre, le dice: “No te preocupes mamá, yo me hago cargo de lo tuyo”. Y por amor a papá, dice: “No te preocupes papá, yo te cuido y me ocupo de ti”. Comienza a ser la compañera de papá, a cuidarlo, consentirlo. Las consecuencias: a esta hija le costará formar su propio sistema, pues está “casada” con su papá.

Si es papá el que no está disponible para el sistema, por alguna razón, el hijo comienza a ocupar su lugar y se convierte en el niño de mamá. Será el compañero de la madre, quien le cargue las bolsas en el mercado, quien la cuide. Las consecuencias: a estos hombres les cuesta quedarse con una sola mujer, pueden tener muchas novias sin poder concretar una relación. Estos hombres son seductores, poseen mucha energía femenina, son encantadores, buenos amantes, saben lo que quieren las mujeres. Es común ver que se encuentra un niño de mamá con una niña de papá. De esta manera, cada uno puede mantener el nexo con su sistema primario. Es una relación de cuatro y no de dos.

Otra dinámica posible es cuando una mujer no se ha desprendido de su padre, y al lado de su pareja aún buscará otro padre, frecuentemente representado por un amante. Por lo tanto la infidelidad no se puede condenar sin más, hay que ver como uno está vinculado.  Lo mismo se aplica para el hombre que sigue atado a su madre.

Por otro lado, cuando una mujer, en la pareja se comporta como una madre, intentando reeducar a su pareja, es posible que éste busque otra mujer, y en este caso el amante se convierte en mujer, y la pareja real en la madre. Lo mismo ocurre con la mujer que tiene un padre como pareja.

Las Constelaciones Familiares nos permiten encontrar soluciones a las insatisfacciones en nuestra relación de pareja. Las heridas de la infancia, causadas por la sencilla razón de que no existen padres perfectos, los traumas infantiles que vivimos afectan la relación de pareja y se reflejan a través de sentimientos. Son componentes no originados en la pareja misma, pero que inevitablemente afectan el vínculo.

Si quieres participar en un taller de constelaciones familiares haz click aquí

Deja un comentario