“Me desmonté internamente para volverme a montar” Entrevista a Rosa Fernández

Os comparto entrevista publicada en Alimentación Holística

Háblanos un poco de ti. Cómo has llegado a hacer lo que haces? Cuál es tu formación?

Me licencié en Ciencias Políticas. Soy muy inquieta y me gusta mucho investigar sobre las conductas, personalidades y casuísticas de los procesos humanos. No creo en que haya una sola manera de solucionar y explicar las cosas. Es muy importante dar con la explicación del mundo que a uno le encaja a través de conocer distintas disciplinas y formar una ética personal propia. Cada persona vive de una forma distinta la vida y eso hay que respetarlo.

A los siete años tuve abusos sexuales por parte de unos familiares y decidí que iba a perder la memoria para poder llevarlo. Guardé durante 23 años bajo siete llaves muchas emociones, recuerdos y toda la información de lo acontecido. En el proceso de acallar mi historia utilicé muchas formas de escapar de la realidad y maltratarme a través de la comida, las drogas, al bebida …, siempre buscando anestesia y olvidar. Sentía no ser digna ni de ser amada ni de amar.




En ese proceso me distancié de mi padre y de mi madre enormemente. Al ocultarles lo sucedido me privé de su cercanía y protección, y me di cuenta de ello cuando empecé a hacer psicoterapia y a participar en talleres de constelaciones familiares. Sabía que algo no funcionaba bien dentro de mí y me decidí a investigarlo. Literalmente me desmonté internamente para volverme a montar.

Los 30 fueron mi punto de inflexión. Hasta entonces había estado dedicada al mundo empresarial y a raíz del propio proceso de autoconocimiento y crecimiento personal me re-orienté hacia el mundo de las terapias. En el camino de psicoterapia conocí las constelaciones familiares a través de Amaia Eskutza. Descubrí también a Bert Hellinger y quedé maravillada con los resultados rápidos y clarificadores de todos los ejercicios que realicé con esta metodología. Y entonces entendí lo útil que era esa herramienta en el proceso de “darse cuenta” de cómo uno construye su realidad. Y decidí en algún momento, – no recuerdo cuándo -, que debía prepararme para acompañar a otras personas en su camino.

Me formé como terapeuta transpersonal después de leer “La Inteligencia del alma” de Jose María Doria. Ese libro me cambió la vida. La escuela Kaizen es un gran lugar para formarse como terapeuta. Son personas honestas y generosas.

Posteriormente conocí a Jan Velsen y Elvira Ramos, una pareja encantadora que me enseñó con gran profesionalidad la Terapia Sistémica. Posteriormente seguí formándome con Brigitte Champetier, gran maestra y profesional. La formación es un proceso que no acaba nunca, y sigo realizando formaciones de sistémica al menos una vez al año. He conocido a muchos maestros y personas de las que aprendido algo, hay gente muy profesional y estoy muy agradecida a todas ellas. De todo se aprende. Empecé a realizar talleres de Constelaciones Familiares en el 2010. Ya son 8 años, y en cada taller disfruto y agradezco los grandes aprendizajes que se dan.




En 2013 descubrí las cartas OH y enseguida me formé con Marcela Pagola. Fue un curso muy intenso y revelador; de repente había encontrado cómo realizar constelaciones familiares individuales haciendo emerger el inconsciente.

Fueron creadas por el artista mejicano Ely Raman en 1975, pero fue en 1983 cuando el psicólogo Moritz Egetmeyer empezó utilizarlas como herramienta terapéutica para que sus pacientes empezaran a exteriorizar su verdadero “yo” y sus auténticos sentimientos.

Con las cartas OH entendí plenamente aquello que tantas veces se repite “dónde uno ve un sol, otro ve una mancha”. Es totalmente cierto. Una sola imagen y una palabra pueden hacer emerger todo un constructo almacenado en el inconsciente, y lo mejor de todo (o peor), es que no te das cuenta y esa información te dirige.

Explícanos que son las Constelaciones Familiares? Cuáles son sus orígenes? Para que sirven? Para quién están indicadas? Tienen contraindicaciones?

Las Constelaciones Familiares, Familienaufstellugen en alemán, significa “posición en la familia”. Consiste básicamente en observar qué lugar se ocupa dentro del sistema familiar de origen, cómo está ordenado, cuál es el intercambio, y quién forma parte del sistema. Toda esa información muchas veces nos influye en nuestra vida y no somos conscientes de ello. Las Constelaciones Familiares sirven para que esa información aflore y nos otorgan comprensión.

Desde la década de los años cincuenta existen artículos que estudian la influencia de la historia familiar en los nacidos posteriormente. Es Bert Hellinger con sus investigaciones y aportaciones a partir de los 90 quien divulga más intensamente el método.

Cabe destacar que por sí solas las Constelaciones Familiares no son una terapia. Si no que es resolución, un acompañamiento para cuestiones determinadas. Siempre que asiste alguien que realiza terapia o psicoterapia previamente, lo insto a que previamente ponga en común con el profesional que le asiste si es pertinente participar en el taller o no.




Grandes temas que habría que trabajar en algún momento? Si los hay sí. La Madre y la relación que se tiene con ella. Tengamos la suerte o no de su presencia, la relación que tenemos con nuestra madre nos marca en nuestra relación con la vida en todos sus aspectos. La relación con el Padre es también muy importante. Es el que nos enseña a cuidar de nosotros mismos o llevar a cabo con continuidad nuestros proyectos. Esos son los dos grandes hitos del camino, y su trabajo lleva años. Al final consiste en observar qué imagen interna tienes de cada uno de ellos y “encontrar” dentro de uno mismo la “mejor madre” y el “mejor padre”, asistiendo a la realidad tal y como ha sido, y abrazando el dolor y el amor a la vez.

En general participar en un taller puede liberarnos de miedos, angustias, cargas, que muchas veces no nos pertenecen y nos dificultan avanzar en nuestra vida. También facilitar que nuestro negocio, trabajo o dedicación, mejore en sus relaciones internas y fluya debidamente hacia nuestros objetivos personales y profesionales. Podemos afirmar que en general es una vía de conexión con nuestra salud física, mental, emocional y espiritual.

El procedimiento habitual es que la persona afirma cuál es el problema o asunto que quiere trabajar. Es importante tener el impulso de querer trabajar algún tema. En ningún caso se puede trabajar si el cliente no determina un tema. Lo más importante del trabajo es asumir la responsabilidad de la vida de uno. Si hay voluntad de trabajo siempre podrá encontrarse una salida al tema planteado. Quien viene como una niñ@ lloros@ o quejica poco conseguirá. Tampoco son un oráculo o algo esotérico. Es un trabajo de consciencia plena, que precisa detalle, metodología y mucho amor.

Hace cinco años que empecé a combinar las constelaciones con las Cartas OH, tanto en los talleres como en las sesiones individuales. A las sesiones individuales les di el nombre de Sesiones Oh. El año pasado también empecé a hacer formación a aquellos que quieren saber cómo combinar las dos herramientas.

Las sesiones OH son una herramienta útil e interesante en el proceso de adquirir consciencia y resolver conflictos. Todas las personas que trabajan con ellas obtienen respuestas a preguntas que por sí mismas no habrían sido capaces de contestar, dado que la respuesta está en el inconsciente.

Pueden ser de utilidad para superar las dudas y los miedos, o para cómo enfocar los retos. También para conocer el origen de conductas y hábitos o emociones, y también para la comprensión de situaciones. Muchas veces a través de las sesiones he observado casos en los que sería interesante realizar algún trabajo de constelación, porque claro, el trabajo individual siempre tiene sus limitaciones. Por lo que en realidad ambas herramientas se complementan.




Explícanos algún caso que estés tratando en estos momentos

Pues recientemente tengo que decir que he participado de la llegada al mundo de un bebé precioso. Me contactó en su momento la que tendría que ser su madre porque no conseguía quedarse embarazada, a pesar de que estaba en edad fértil y estaba en tratamiento de fertilización. Ella sabía que había algo emocional se lo impedía pero no sabía determinar el qué. Después de tres meses de Sesiones OH, en el tercer intento quedó embarazada. Ahora recibo fotos de su bebé y su crecimiento, y como te puedes imaginar me llena de amor. Lo vivo como un gran regalo haber participado en el proceso.

Actualmente estoy desarrollando talleres para observar el proceso de alimentación y cómo las emociones influyen en ella. De hecho consumimos emociones cada día sin darnos cuenta en forma de dulces, snacks salados y otras formas. Esto influye aumentando la ingesta o privándonos de ella. Cada persona lo utiliza de forma muy distinta. El objetivo del taller es evolucionar hacia una alimentación intuitiva no influenciada por las emociones.

Recientemente he recogido experiencias sobre personas a las que no les gusta celebrar su cumpleaños. Tengo una hipótesis y quiero contrastarla con la realidad. Muchas personas se han presentado voluntarias para analizar su caso. En breve expondré las conclusiones y clave de trabajo. Está siendo muy interesante.

Dónde te podemos encontrar si nos animamos a realizar una consulta contigo

Normalmente atiendo en la Cova de Sal de Sant Cugat del Vallés. Si se presenta algún caso especial puedo atender a domicilio también. Incluso he llegado a atender por skype.
Rosa Fernández
628322974

Deja un comentario