Constelaciones Familiares

Todos nos movemos dentro de nuestra red familiar. Nos nutrimos mutuamente, tanto física como emocionalmente. La terapia con Constelaciones nos lleva a mirar al interior de nuestras relaciones. A evidenciar interacciones que se dan ente los miembros de nuestra familia, pareja, hijos, padres, parientes y relacionados. Las Constelaciones Familiares abren camino a la solución de conflictos. Veámoslo más detalladamente.

family-of-man-mykul-anjeloLas constelaciones Familiares nos permiten encontrar soluciones a las insatisfacciones en nuestra relación de pareja. Las heridas de la infancia, causadas por la sencilla razón de que no existen padres perfectos, y los traumas infantiles que vivimos, afectan la relación de pareja. 

Cada persona es individual y para hacer pareja tenemos que aceptar que el otro es diferente a nosotros. Enfrentar la diferencia, aceptarla y buscar alternativas que concilien la disparidad permite construir la relación de pareja. Facilita que podamos mirar a la otra persona como a alguien diferente y digno de nuestro su amor, simplemente por lo que es y nada más.

El intercambio equilibrado entre el DAR Y RECIBIR es condición imprescindible para el logro de una buena relación. Conozcamos cómo darle orden a esta interacción. Reconocer que el compañero, aunque sea diferente, tiene el mismo valor que nosotros, es vital. Si alguno de los dos pretende cambiar o reeducar al otro, la relación fracasa. Las Constelaciones sirven para conciliar los diferentes órdenes de la relación.

The Child Inside - Bev Aisbett http://fineartamerica.com

The Child Inside – Bev Aisbett
http://fineartamerica.com

Nos permiten descubrir qué hay detrás de las conductas de nuestros hijos. Todo aquello que sucede con los hijos muestra lo que está pasando en la familia. Los niños son quienes mejor perciben los desajustes familiares. En una familia, tanto hijos como sobrinos o nietos, con frecuencia, expresan lo que está sucediendo mediante comportamientos, enfermedades o dificultades personales. Revelan sucesos o sentimientos que la familia oculta o impide que aparezcan.

Por ejemplo, un miembro de la familia ha desfalcado la empresa y en el alma familiar se le siente como excluido. Uno de los nietos, de repente, comienza a robar objetos cada vez que va a casa de sus abuelos. Toma las cosas y las esconde en su alcoba, lo que nunca antes había hecho. Al preguntarle por qué lo hace, dice que no sabe, simplemente se le ocurrió y lo hizo. La terapia desenmascara lo oculto en los comportamientos inexplicables de los hijos.

Sirven para clarificar preferencias, valoraciones, ventajas y desventajas dadas a uno de los hijos. Esto afecta las relaciones del niño o del adulto que proviene de ese niño.

El mundo infantil es como una esponja, absorbe todo lo que ve, oye y vive. El significado con que cada cual graba en la memoria hechos y situaciones de su infancia, depende de la intensidad de sus necesidades. Algunos hijos necesitan o necesitaron más atención, otros, mayor reconocimiento, amor o valoración. Todo esto incide en la vida familiar actual.

Cuando los padres muestran o mostraron preferencia hacia alguno de sus hijos, ese niño se siente en deuda con sus hermanos. Es posible que se le dificulte salir adelante o que desperdicie la oportunidad de tener o haber tenido esa ventaja. Por lo general, este hijo se ubica en la familia como si sintiera que les robó algo a sus hermanos. Ese sentimiento influye en sus relaciones.

Fernando-Botero-family-oil-painting-reproductionNos ayudan a reconocer qué les debemos y qué no les debemos a nuestros padres. Nos permiten honrarlos y nos liberan de asuntos que interfieren en la relación. Los padres dan la vida a los hijos y esto es, antes que cualquier otra cosa, un regalo. Los hijos, en consecuencia, están obligados a agradecer ese regalo. La forma de hacerlo, es logrando algo útil con sus vidas.

Ahora bien, un hijo jamás conseguirá devolverle a sus padres lo que ellos le dieron, pues es imposible devolver la vida. El hijo, entonces, adquiere solo un deber para con ellos, honrarlos. Todo lo demás que quiera darles proviene de su sentimiento de amor hacia ellos.

El orden de la vida dice que hay que reconocer que los padres nacieron primero en el eslabón generacional. Por eso, merecen respeto y honra, independientemente a los errores que hayan cometido. Por desconocer esta verdad, es frecuente que los hijos no tengan paz cuando se pelean con sus padres. Tampoco cuando los critican, reprochan o tratan como a un menor, quitándoles el lugar de haber sido primero en el orden de la vida. En los hijos se origina rabia hacia sus padres, al resistirse a aceptarlos.




La rabia es proporcional a la necesidad que tuvieron de sus padres y que no pudieron satisfacer. A mayor necesidad de amor, cuidado, escucha y protección o, también, de disciplina, enseñanzas, normas y limites insatisfechos, mayor rabia de parte de un hijo hacia uno o ambos padres. Las Constelaciones trabajan para poner orden en las relaciones padres hijos.

19919-0003-gNos permiten darnos cuenta de duelos no elaborados y nos facilitan el proceso necesario para seguir adelante.

Lo más doloroso para un padre es la muerte de un hijo, cuesta aceptarla. La naturaleza supone que los padres mueren primero y los hijos después. Cuando un hijo muere antes -por enfermedad- padres y demás familiares deben respetar la “decisión” de ese miembro de la familia de haberse ido tan temprano. En los casos en que el duelo es por un accidente o suicidio, con frecuencia, los padres se culpan. Lo natural es que reconozcan que ellos les regalaron la vida a sus hijos y que éstos tienen el derecho de hacer con ella lo que deseen, así no estén de acuerdo, desde arriesgarla hasta perderla. Las Constelaciones sirven para elaborar duelos difíciles.

the-two-fridas-1939Nos permiten entender ciertos síntomas y enfermedades que se dan entre los miembros de una red familiar.

Con frecuencia, síntomas físicos y enfermedades se asocian con problemas que no residen del todo en la persona misma sino en quien o quienes están alrededor de ella, en particular miembros de la familia.

Por ejemplo, dolores de espalda repetitivos en los hijos tienen que ver con relaciones conflictivas e irrespetuosas con los padres. Las enfermedades de la piel con necesidades afectivas, en especial caricias; el cáncer con implicaciones familiares y otros males tienen sus propias asociaciones. Las constelaciones revelan el origen de muchos males.
Permite a los separados reorganizar sus familias. Ayuda a darles a la nueva pareja y a la anterior el lugar que les corresponde.

imagesPara poder separase “de raíz” es necesario elaborar una especie de rito de conciencia personal.

Respetar a la pareja anterior, hacerle una venia dentro del corazón y retirarse. Solo así se llega a ser libre, lo que permite a la persona acercarse a otra pareja.

Lo nuevo tiene predominio sobre lo viejo, la primera mujer u hombre es la pareja inicial y ese vínculo nunca se podrá repetir, en especial si existieron hijos. Sin embargo, la segunda mujer es la pareja actual y la primera pareja debe retirarse sin interferir en la nueva relación.

Los hijos no tienen obligación de aceptar ni querer a la nueva pareja, deben respetarla y nada más. Si llegan a quererla es fruto de lo que esa persona se ha ganado a través de la relación que les ha brindado.

Los comentarios están cerrados.