Aliados del cáncer: toma nota

Existen en nuestra dieta, productos que son aliados del cáncer y que deberíamos evitar consumir, sin embargo como son tan publicitados, son altamente populares y encabezan el ranking de los más comprados y consumidos, mundialmente.

Detener la incidencia del cáncer puede estar en nuestras manos, lo primero que debemos hacer al comprar un producto en el supermercado es revisar inmediatamente las etiquetas y reconocer si están presentes en ellos, elementos cancerígenos.

Estos son  sirope de maíz (alto en fructosa), azúcar, sacarosa, harina blanqueada enriquecida, arroz blanco, pasta blanca, pan blanco, y otros alimentos “blancos”.

Una dieta anti-cáncer es la que contiene niveles bajos de glucosa provenientes de azúcares refinados y edulcorantes. Eso quiere decir evitar también bebidas como las gaseosas o refrescos.

Aceites hidrogenados

Otro de los componentes con los que tenemos que tener mucho cuidado son los aceites hidrogenados y estos lo encontramos en la comida chatarra o también llamada “rápida” que compramos fuera.

Estos aceites se consiguen luego de ser calentados en presencia de hidrogeno y catalizadores metálicos y se realiza para prolongar la vida del aceite a fin de  que sea muchas veces reutilizado, sin embargo con este proceso se crea las dañinas grasas transgénicas. Piensa en las grandes cadenas internacionales de comida rápida, a ellos nos les conviene gastar constantemente en aceites para sus frituras, entonces recurren a este método.

Como  se sabe las grasas transgénicas no sólo son un riesgo latente para adquirir cualquier tipo de cáncer sino que además  provocan enfermedades del corazón e interrumpen los procesos metabólicos.

El factor Acrilamida

Este es un agente cancerígeno que podemos tenerlo en nuestra propia casa y estarlo consumiendo incluso diariamente. No son añadidos a los alimentos sino que se crean en el proceso de freír. Cuando los alimentos que tienen almidón son sometidos a altas temperaturas, se forman las acrilamidas. Un estudio sueco descubrió que las acrilamidas causan cáncer en ratas, y se están llevando a cabo más estudios que confirman que también causan cáncer en humanos. En ese caso cuidado con recalentar más de la cuenta y reutilizar nuestros aceites. Cuidado con las papas fritas, las carnes, hamburguesas fritas, aderezos, entre otros alimentos que estén expuestos a este factor. Lo recomendable es usar un aceite más sano como el de oliva y no abusar de usar el mismo aceite para varias frituras.

carne empaquetadaNitritos y nitratos

El nitrito de sodio es otro carcinógeno de temer  y lo encontramos en las carnes procesadas, como el hot dog- salchichas, tocino o cualquier otra carne que necesite un color rojizo para parecer “fresca”, ojo, ya saben cómo reconocerla. Antiguamente para conservar por más tiempo la reserva de carne se le echaba sal, actualmente  las empresas alimenticias añaden nitrito de sodio a algunos alimentos a propósito.

Aunque hoy en día el uso de refrigeración es mayormente lo que protege a los consumidores del botulismo y las bacterias, los fabricantes siguen añadiendo nitrito de sodio para hacer que la carne parezca rosada y fresca.

Según la Universidad de Minessota los nitritos por sí mismos no son el problema, pues también podemos ingerirlos a través de los vegetales; sin embargo los procedentes de las carnes procesadas se transforman en agentes malignos llamados nitrosamina, durante el proceso de digestión. La nitrosamina es un carcinógeno, pero como no es técnicamente un ingrediente, su presencia puede ser fácilmente pasada por alto en el envase.

También encontramos nitrosaminas en alimentos encurtidos, fritos, o ahumados; en productos como la cerveza, los subproductos de pescado, y el humo del tabaco.

Alimentos cancerígenos

Dentro de la lista de alimentos que son muy comerciales y que dentro de su composición contienen los elementos descritos líneas arriba se encuentran.

Las Salchichas

Porque son altos en nitratos de sodio, cantidad impresionante de preservantes, saborizantes, y sobre todo sal. La organización “Cancer Prevention Coalition” advierte que los niños no deben comerlo.

Carnes procesadas y tocino

También contiene altos niveles de nitrato de sodio que además incrementan el riesgo de enfermedades del corazón. La grasa saturada en el tocino también es un gran colaborador en la generación de cáncer.

R28-93082Donuts

Los Donuts son doblemente causantes de cáncer. Primero porque son elaboradas con flúor, azúcar refinada y aceite hidrogenado, después son fritas a altas temperaturas.

Patatas fritas de cadenas de comida rápida

Las papas fritas son elaboradas con aceites hidrogenados y cocinadas después a altas temperaturas. También contienen acrilamidas que se generan durante el proceso de cocción a altas temperaturas. Deberían llamarse papas cáncer en lugar de papas fritas. Recomendación prepararlas en casa, con aceite de oliva, a bajo fuego y en cantidades moderadas.

Galletas, cookies, papas light

Todas estas son usualmente elaboradas con harina y azúcar. Hasta las que en sus etiquetas son orgullosamente presentadas como libres de grasas transgénicas generalmente lo contienen solo que en cantidades menores.

Además de evitar estos alimentos, que mas pueden hacer los consumidores para reducir el riesgo de cáncer? Lo principal es simple:

  • Comer alimentos no procesados o industriales, y basar la dieta principalmente en plantas.
  • Consumir alimentos que tengan grasas omega 3 y otros ácidos grasos esenciales.
  • Comer muchas frutas y verduras, muchas de las más comunes tienen conocidas propiedades anti cancerígenas.
  • Hacer ejercicio vigoroso regularmente, ya que los tumores no pueden prosperar en ambientes altamente oxigenados.
  • Mantener estables los niveles de azúcar, para evitar convertirse en un “buffet-coma-todo-lo-que-pueda” para las células cancerígenas.
  • Consumir alimentos altos en vitamina C natural, un nutriente que impide la conversión del nitrito en nitrosamina, y promueve una función sana del sistema inmunitario.
  • Asegurarse de conseguir las cantidades adecuadas de la gran arma contra el cancer, la vitamina D, a través de la exposición controlada al sol (sobre 10 a 15 minutos cada día, si se tiene la piel clara, o hasta diez veces más si se tiene la piel oscura.)
  • Mantener un buen nivel de hidratación, para asegurarse de que el cuerpo se libera de las toxinas. Evitar fumar y no usar perfumes, cosméticos y productos de aseo personal convencionales (asegurarse de que son de origen totalmente natural), ya que prácticamente todos contienen elementos químicos cancerígenos.

La prevención del cáncer es bastante simple. Incluso la Organización Mundial de la Salud dice que el 70% de los cánceres pueden ser prevenidos con simples cambios en la dieta y el estilo de vida. La verdad es que la mayoría de la gente se produce cáncer a sí misma a través de los alimentos, bebidas, y productos que eligen consumir.

fuente: www.preventcancer.com

herboristeria online

Deja un comentario